Prevención para combatir el cáncer: El tabaco y el cáncer de pulmón

¿Sabías que en investigación sobre prevención se invierte diez veces menos que en el desarrollo de nuevos fármacos para combatir el cáncer? Ambos son necesarios, porque una vez manifestado el cáncer, se necesita la máxima investigación para acabar con esta enfermedad.

Cuando hablamos de prevención nos referimos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar el cáncer. A que la ciencia, los medios de comunicación, los servicios de salud y las instituciones públicas colaboren para concienciar a la población sobre cómo prevenir esta enfermedad. Vamos a ver un ejemplo muy sencillo para que entendamos por qué es tan importante la prevención.

En 2010, cuando se aprobó la modificación de la conocida como “ley antitabaco”, mucha gente se llevó las manos a la cabeza, ya que prohibía fumar en espacios públicos que no estén al aire libre, así como centros escolares y zonas de juego para la infancia. A pesar de que un primer momento muchos no creían que la medida fuese efectiva, lo cierto es que entre 2006 y 2018 las personas que fuman a diario se han reducido un 6% y las no fumadoras han aumentado un 11%[1]. En otras palabras, solo el 22% de la población fuma a diario, que es la cifra más baja de los últimos 30 años, según la Encuesta Nacional de Salud 2017 del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar.

Teniendo en cuenta que entre el 80% y el 90% de casos de cáncer de pulmón se dan en fumadores o en personas que han dejado de fumar recientemente[2], la prevención de este tipo de cáncer cobra vital importancia. Bien, porque entre un 30% y un 50% de casos de cáncer de pulmón son evitables, según la Organización Mundial de la Salud; bien, porque el cáncer de pulmón es responsable del 30% de las muertes producidas por cáncer, siendo uno de los tumores más mortíferos (21.200 españoles fallecen cada año a causa del cáncer de pulmón)[3].

Siendo el tabaco una causa de cáncer evitable, se hace evidente la necesidad de seguir aplicando estrategias de prevención y de promoción de hábitos de vida saludables. Esto es porque del mismo modo que el tabaco es un factor de riesgo, también lo son factores alimentarios como el consumo de carne procesada o de bebidas azucaradas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica la carne procesada como cancerígena para los seres humanos, especialmente causante de cáncer colorrectal, y la coloca en el mismo grupo de carcinógenos como el tabaco y el amianto[4]. Asimismo, en lo que respecta a bebidas azucaradas, su consumo se relaciona con el sobrepeso y la obesidad, que se relacionan estrechamente con el cáncer[5]. Según una investigación del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) de Barcelona[6], 8 de cada 10 hombres y el 55% de las mujeres tendrán sobrepeso u obesidad en 2030. Datos poco halagüeños que nos hacen reflexionar sobre el papel importante de la prevención para tratar de evitar enfermedades como el cáncer. Ya que, recordemos, se estima que entre un 30% y un 50% de los casos de cáncer se deben a factores de riesgo como un índice de masa corporal elevado, el consumo insuficiente de frutas y verduras, la falta de actividad física y el consumo de tabaco y alcohol, tal como recoge la Organización Mundial de la Salud (OMS)[7]. Hábitos de vida evitables y por tanto, prevenibles, que deberían tener en cuenta las autoridades sanitarias para velar realmente por la salud de la población.

Es necesaria más información para que la sociedad sepa cómo puede prevenir enfermedades como el cáncer. Es necesaria más investigación para más vida.

Estudios científicos

[1] El consumo de tabaco en España y el mundo, en datos y gráficos. Datos actualizados el 19 de diciembre de 2019 https://www.epdata.es/datos/consumo-tabaco-espana-datos-graficos/377

[2] Causas del cáncer de pulmón (AECC): https://www.aecc.es/es/todo-sobre-cancer/tipos-cancer/cancer-pulmon/factores-riesgo-cancer-pulmon

[3] Informe “Las cifras del cáncer en España 2019”. Sociedad Española de Oncología Médica https://seom.org/dmcancer/wp-content/uploads/2019/Informe-SEOM-cifras-cancer-2019.pdf

[4] Organización Mundial de la Salud (OMS) Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada. https://www.who.int/features/qa/cancer-red-meat/es/

[5] Organización Mundial de la Salud (OMS): Reducir el consumo de bebidas azucaradas para reducir el riesgo de un aumento malsano del peso en los adultos https://www.who.int/elena/titles/ssbs_adult_weight/es/

[6] Hernáez Á, Zomeño MD, Dégano IR, Pérez-Fernández S, Goday A, Vila J, Civeira F, Moure R, Marrugat J. Excess Weight in Spain: Current Situation, Projections for 2030, and Estimated Direct Extra Cost for the Spanish Health System. Rev Esp Cardiol (Engl Ed). 2019 Nov;72(11):916-924. doi: 10.1016/j.rec.2018.10.010. Epub 2018 Nov 23. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30473259

[7] Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM): Prevención https://seom.org/informacion-sobre-el-cancer/prevencion-cancer?showall=1

Dejar comentario

Your email address will not be published.

×

Tipo de suscripción cambiar

Has seleccionado el nivel de suscripción Equilibrium 3 27.

Método Equilibrium 3

0€ durante 7 días, después 29,99€/mes

1€ durante 7 días. Después 49,00 euros al mes

 

Con este modelo de suscripción tendrás acceso ilimitado a:

1. Todos nuestros vídeo cursos sobre alimentación durante el cáncer, sobre oncología, sobre emociones y cáncer, vídeo clases de yoga por síntomas.

2. Todas las guías de recetas para que sepas qué te conviene comer en función de como te sientas o de cuál sea tu estado de salud. Encontrarás más de 200 recetas, todas ellas saludables y cargadas de nutrientes.

3. Y finalmente te ofreceremos un acompañamiento  para resolver tus dudas por correo electrónico.

El precio por la suscripción es 1.00€ ahoray después 27.00€ por Año.


Información de la cuenta ¿Ya tienes una cuenta? logeate aquí

DEJA ESTO EN BLANCO

Información de pago Aceptamos Visa, Mastercard, American Express y Discover


x