El ejercicio físico ayuda a las mujeres con cáncer de mama a tolerar mejor la quimioterapia

ejercicio físico quimioterapiaUn estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology afirma que las mujeres con cáncer de mama que siguen un programa de ejercicio físico durante su tratamiento de quimioterapia experimentan menos efectos secundarios. Entre ellos, la fatiga, la disminución de la condición física, las náuseas y el dolor. Además, también es menos necesario ajustar la dosis de la quimioterapia.

La quimioterapia puede causar efectos secundarios a las pacientes, que impidan completar los ciclos según lo planeado en un principio. Efectos que pueden tener un impacto negativo en actividades de la vida diaria, la interacción social y la calidad de vida. En este sentido, los científicos investigaron qué programas de ejercicio físico podían ser efectivos.

En el estudio PACES se dividieron al azar 230 pacientes de cáncer de mama en tres grupos. El primero realizó ejercicios aeróbicos y de fuerza moderada intensa junto con un fisioterapeuta. El segundo hizo ejercicios aeróbicos de baja intensidad que podían realizar en casa junto con una enfermera y el tercer grupo no realizó ejercicio.
Los resultaros fueron claros. Ambos grupos de mujeres que siguieron programas de ejercicio experimentaron menos fatiga, pérdida de condición física, náuseas y dolor durante su tratamiento de quimioterapia. Las que hicieron ejercicio más intenso experimentaron menos dolor y soportaron mejor la quimioterapia que el resto. En el grupo de control que no realizó ejercicio, sin embargo, el 34% no pudieron tolerar la quimioterapia y necesitaron un ajuste de dosis.

Como afirma el supervisor del estudio del Netherlands Cancer Institute (NKI), Neil Aoronson, “antes se recomendaba a los pacientes que recibían quimioterapia que se lo tomaran con calma. Pero este estudio muestra que mantenerse activo es beneficioso, aunque sea a baja intensidad”.

Esto no significa que el resultado del tratamiento sea más positivo. Todavía se necesitan más investigaciones sobre la relación entre la dosis exacta de quimioterapia, la supervivencia a largo plazo y la posibilidad de recurrencia.
Pero es bueno tener en cuenta, como muestra el estudio, que hacer ejercicio físico de intensidad moderada alta y de baja intensidad es seguro y factible durante la quimioterapia adyuvante para el cáncer de mama.

Fuentes:

Effect of Low-Intensity Physical Activity and Moderate- to High-Intensity Physical Exercise During Adjuvant Chemotherapy on Physical Fitness, Fatigue, and Chemotherapy Completion Rates: Results of the PACES Randomized Clinical Trial. Journal of Clinical Oncology, 2015 http://ascopubs.org/doi/10.1200/JCO.2014.59.1081
Instituto Holandés del Cáncer. “El ejercicio físico ayuda a las mujeres con cáncer de mama a tolerar mejor la quimioterapia”. Ciencia diaria. www.sciencedaily.com/releases/2015/04/150427163636.htm

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *