Las recetas de Lucifrí: leche de avena sin gluten

 

La leche es un alimento emocional. ¿Qué significa esto? Pues que nos recuerda a nuestros primeros días y meses de vida en los que estábamos resguardados en los brazos de nuestra madre tomando pecho o biberón.

Esta sensación de paz, seguridad y tranquilidad quedó asociada a la leche en nuestro inconsciente y por eso, muchos niños, cuándo se sienten intranquilos se calman con un vaso de leche.

Cuándo hay que cuidar la alimentación es aconsejable sustituir la leche de vaca por leches vegetales. ¿Por qué? Porqué la leche de vaca tiene IGF1 (Insuline growth factor 1) que produce inflamación en nuestros tejidos. Y la inflamación y el cáncer van de la mano.

Te animamos a probar esta receta con tus peques. Las primeras veces que se lo des siéntatelos en el regazo. Acurrúcalos. Así será más fácil que acepten el nuevo sabor. Eso sí, si tu hijo tiene dificultades para comer y lo único que quiere es leche de vaca, dásela de cultivo ecológico. La encontrarás en la mayoría de supermercados.

 

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *