Las recetas de Lucifrí: patatas fritas saludables

 

¿A quién no le gustan las patatas fritas? Pero los fritos, a parte de no ser sanos, no nos convienen durante el cáncer ya que nos caen pesados y cuestan de digerir.

Sin embargo, estas “patatas fritas” de boniato aliñadas con especias y cocinadas al horno en lugar de fritas, gustarán a todos los de la casa.
Además, el boniato nos ayuda a reparar la mucosa intestinal y nos ayuda a regular nuestros niveles de azúcar en sangre.
¡Pruébalas y cuéntanos si os han gustado!

INGREDIENTES
2 boniatos
3 cucharadas sopera de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de postre en polvo de albahaca seca
1 cucharada de postre de pimentón dulce
1 cucharada de postre de ajo granulado
1 cucharada de postre de comino
1 cucharada de postre de jengibre en polvo
1 cucharada de postre de pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN
Lava y pela los boniatos. Córtalos en trozo de patatas fritas.
Coge un bowl grande y pon dentro las tres cucharadas de aceite de oliva y añade, una a una, las cucharadas de especias en polvo. Remueve tras añadir cada cucharada.
Una vez hecha la mezcla agrega el boniato cortado y mézclalo bien con el aceite y las especias.
Pon un papel de hornear en una bandeja de horno y esparce el boniato especiado por encima.
Hornea de 30 a 45 minutos, dependiendo del tamaño de los trozos de boniato.
Y ¡ya están listas para comer!

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *